18 de setembre de 2021

La Marcha por la Dignidad colapsa el centro de Madrid

3 min read

22M-NOROESTE-en-Aravaca-HERNAN-SILENUS-01Sanidad, educación, Sahara libre, protestas contra la reforma laboral… Multicultural, plural y colorida, así es la Marcha de la Dignidad que colapsa ya a estas horas en Madrid -la organización habla de dos millones y medio de personas- los aledaños de Atocha y Recoletos, camino de Colón. Hay gritos contra PP y PSOE, pero también contra el capitalismo (y a favor del socialismo). Todo cabe en esta manifestación, muy multigeneracional también. Se unen banderas de Cataluña con las del Partido Comunista e Izquierda Unida, con las de la República, sindicatos de estudiantes, CCOO, CGT, enseñas regionales, carteles de los extrabajadores de Telemadrid, de los afectados por Bankia, un grupo de bomberos… En la pancarta que encabeza la manifestación puede leerse la palabra ‘dignidad’ en todas las lenguas oficiales.

El ambiente, en este momento, es tranquilo pero reivindicativo, y algunos jóvenes llevan sacos de dormir, quizá el anuncio de un nuevo intento de acampada. A pesar de que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, quiso blindar la capital por temor a que las marchas que confluyen a esta hora se convirtieran en un nuevo 15-M, en el recorrido se ve poca Policía de momento, salvo en la calle Génova, donde se encuentra la sede del PP. La calle está cortada con vallas ante las que se agolpan los manifestantes, que gritan a los agentes (más de 30 y más de 15 furgonetas, las conocidas ‘lecheras’): “Os pagamos nosotros”, “Madrid es nuestra”, “Nos tenéis que defender a nosotros”.

También hay apostadas seis furgonetas y más de 15 policías frente al ministerio de Sanidad, y la policía ha estado muy presente en alguno de los accesos del metro, como la estación de Atocha, donde seis agentes custodiaban los tornos. A mediodía, la propia Cifuentes aseguraba que las marchas discurrían “sin grandes incidentes destacables”. La organización ha pedido que la gente se mueva de Colón hacia las calles de alrededor, por la aglomeración en zonas como Cibeles y la propia Atocha.

La defensa “de la dignidad del pueblo” y las políticas de recortes del Gobierno han sido los ejes de las seis columnas que entraron en Madrid esta mañana y ahora se agolpan a lo largo del Paseo del Prado. Los participantes corean: “La crisis que la paguen los banqueros”, “El pueblo, unido, jamás será vencido” y “Hace falta ya una huelga general”.

Un grupo de inmigrantes subsaharianos porta pancartas que recuerdan a los 15 “asesinados”, en alusión a los inmigrantes que murieron en febrero pasado ahogados en Ceuta, mientras que en otra se piden “papeles y derechos para todos”.

1016954_296599007163512_286702982_n

La defensa “de la dignidad del pueblo” y las políticas de recortes del Gobierno han sido los ejes de las seis columnas que entraron en Madrid esta mañana y ahora se agolpan a lo largo del Paseo del Prado. Los participantes corean: “La crisis que la paguen los banqueros”, “El pueblo, unido, jamás será vencido” y “Hace falta ya una huelga general”.Un grupo de inmigrantes subsaharianos porta pancartas que recuerdan a los 15 “asesinados”, en alusión a los inmigrantes que murieron en febrero pasado ahogados en Ceuta, mientras que en otra se piden “papeles y derechos para todos”.En declaraciones a los periodistas, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha señalado que el Gobierno “maltrata al pueblo” y que los “maltratadores” “tienen que ser juzgados”. Asimismo, ha defendido “tribunales populares que tomen pacíficamente todas las calles y las plazas” y ha considerado que el pueblo “echará a este Gobierno y todos los que le repriman”.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha señalado que el Gobierno “maltrata al pueblo” y que los “maltratadores” “tienen que ser juzgados”. Asimismo, ha defendido “tribunales populares que tomen pacíficamente todas las calles y las plazas” y ha considerado que el pueblo “echará a este Gobierno y todos los que le repriman”.En declaraciones a los periodistas, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha señalado que el Gobierno “maltrata al pueblo” y que los “maltratadores” “tienen que ser juzgados”. Asimismo, ha defendido “tribunales populares que tomen pacíficamente todas las calles y las plazas” y ha considerado que el pueblo “echará a este Gobierno y todos los que le repriman”.

 

 

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acceda al enlace de política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »